viernes, 6 de julio de 2007

¿Confesión?



Es curioso...
Por más que lo intente, no puedo olvidarlo. ¿Algún día lo haré?
Me imagino en un futuro, casada con alguien tierno y gentil, pero pensando en si algún día regresará. Y no si regresará para que me diga que me ama y me pida que me case con él... Que regresará aunque sea para hacerme suya una vez más.
Enfrentémoslo... Nunca me va a amar, ni nada por el estilo. Lo sé. Y lo acepté desde un principio... Pero a veces lo pienso tanto, lo lloro, lo sueño... ¿Qué vida es vida de este modo?

Me guste o no, siempre va a estar ahí. Tan presente y tan ausente a la vez.

3 comentarios:

Walter Pineda dijo...

Amiga...
para que decir lo que ya sabes¡¡¡
en el amor nada debe ser obligado, cuando a uno no lo ama quien quiere que uno lo ame...es una copa amarga...pero a veces el amor esta más cerca de lo que uno piensa...no hay que buscarlo...hay que esperar...y llegará sin duda...porque te espera en la esquina, en el bus, en el lugar menos pensado¡¡¡

Vamos...después de las lágrimas debe salir el sol.

Sinceramente

Un poeta

Luna dijo...

... me recuerda a alguien... alguien que se hizo muchas veces esas mismas preguntas... alguien que se las sigue haciendo...

Un saludo y un gran abrazo.

Luna dijo...

Espero que estés bien...

UN saludo y un gran abrazo...